Qué hacemos >  

Fisioterapia

  • Desde - Hasta: - Actualmente

La Fisioterapia forma parte del grupo de disciplinas complementarias a la medicina. El fisioterapeuta es el experto en el tratamiento de los problemas de movilidad, desde el momento del diagnóstico hasta las fases más avanzadas de la enfermedad, por lo que es un pilar básico en el tratamiento rehabilitador del Parkinson.

OBJETIVO GENERAL

El objetivo principal de la Fisioterapia en la enfermedad de Parkinson es mejorar el estado físico y retrasar la evolución de los trastornos motores, permitiendo una mayor autonomía e independencia para realizar actividades de la vida diaria como pasear, vestirse o caminar.

Se realiza una valoración inicial para evaluar el grado de afectación y determinar el tratamiento más adecuado en cada caso.


OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Mejorar la movilidad corporal general para realizar las actividades de la vida diaria.
  • Reeducar la postura y prevenir así dolores derivados de malas posiciones mantenidas.
  • Reeducar el equilibrio y la coordinación de movimientos.
  • Reforzar el proceso normal de la marcha y enseñar, tanto al enfermo/a como al familiar, estrategias y técnicas para superar los bloqueos.
  • Mantener y mejorar la elasticidad, fuerza y tono muscular.
  • Mejorar la función respiratoria comprometida por la rigidez de la caja torácica.
  • Enseñar medidas de higiene postural y cambios posturales (sentarse, levantarse, girar en la cama,…).
  • Preservar el trofismo y estimular la circulación sanguínea.
  • Enseñar técnicas de relajación.


Ofrecemos sesiones de tratamiento grupal y/o individual, en función de las necesidades de cada paciente:

Las SESIONES GRUPALES DE FISIOTERAPIA se realizan dos veces a la semana y tienen una duración de una hora. Los profesionales dividen las terapias por edad y nivel de afectación.

Las SESIONES INDIVIDUALES DE FISIOTERAPIA, que ofrecemos tanto a pacientes como a familiares, tienen una duración de 30 ó 45 minutos y se pautarán en función de la recomendación del profesional y de las necesidades de cada paciente.

Forma de pago: efectivo (10 primeros días de mes) o domiciliación bancaria (remesa trimestral, semestral o anual)

 

Con la colaboración de:

MATERIALES RELACIONADOS
Imágenes
  • 1 de 1